Creía, o quería creer, que las tradiciones sádicas y cruentas tan sólo pasaban en mi país. Tradiciones por simple “diversión”, para quien esto le resulte diversión, como fiestas populares en las que se maltratan animales por diversión, como puede ser el caso del Toro de la Vega en Tordesillas.

Pues resulta que estaba equivocada. Desde el otro lado del charco, en la tan desarrollada United Estates, en el estado de Arkansas, tienen la “sana” tradición de lanzar 1000 pavos desde aviones privados, a una velocidad de 70 millas y a una altura de 1000 pies.

Las pobres aves, caen desorientadas y sin saber que hacer hasta estrellarse en edificios, coches o en las calles de esta localidad.

Como siempre, si quieres mostrar tu desacuerdo, puedes rellenar un breve formulario y firmar en una campaña lanzada por PETA, a parte de firmar, incluye una recompensa de 5000$ para todo aquel que pueda dar información para poder arrestar a los participantes directos de tal barbarie, ya que las leyes son muy estrictas al respeto del maltrato a animales y está totalmente prohibido llevar a cabo esta tradición.

Aquí podéis firmar: Call for End to Yellville’s Sadistic ‘Turkey Drop’!

Preciosos animales

Anuncios