El alcalde de Parla, José María Fraile, ha puesto a todos los amantes de los animales a la defensiva con su propuesta de que una “desratizadora” se encargue de la gestión de la protectora municipal.

La función principal de ésta y de las demás protectoras, es la de recoger y dar cabida a todos aquellos animales que se encuentren en estado de abandono. Una vez se haya asegurado la salud de los mismos, el objetivo principal es que se puedan dar en adopción a gente responsable que se haga cargo de ellos.

La protectora de Parla lleva 13 años en funcionamiento, con una cifra de 3500 adopciones.

Las alarmas saltaron cuando desde el ayuntamiento exigían a la perrera municipal (protectora de animales hasta ahora) una licencia de “biocidas”, para llevar a cabo control de plagas. Es decir, una licencia para poder matar animales.

Se han presentado ya 14000 firmas en contra de estas nuevas medidas, pero si quieres hacer oir tu voz puedes firmar en la petición de Change.org:

Ayuntamiento de Parla: Que evite que una desratizadora mate a los perros y gatos de Parla

 

Fuente: Diario Abc
Anuncios