Hace ya algunos días que me llega información a cerca de un hecho bastante inquietante, y a su vez asqueroso.

Como siempre digo y no me canso de repetirlo, el ser humano no deja de sorprenderme por su crueldad.

vacas

A través de El Hogar de Luci, que es un santuario de animales, difundo los siguientes hechos:

“A estas vacas les han implantado una fístula gástrica. Es un sistema que aplican los veterinarios a algunos animales, que consiste en abrir un agujero en un costado para poder acceder de forma permanente a su estómago. Una vez instalada la fístula basta introducir la mano en el estómago de la vaca para sacar una muestra del alimento que se desee analizar. Para evitar que se salgan los jugos gástricos, la fístula está provista de un tapón de plástico que permite a la vaca hacer vida “normal”.

La finalidad de este método es investigar el proceso digestivo de cada pienso que se le suministra a la vaca, siempre con el propósito de obtener la mayor productividad en leche y carne, ahorrando todo lo posible en costes.”

Realmente es horrible lo que les llegamos a hacer a los animales, ya no por nuestro afán de comernoslos, sino por abaratar costes!

Este es uno de los muchos experimentos que se llevan a cabo. La gente no suele conocerlo, y hay que mostrarlo porque imagino que una gran parte de la población mundial NO ESTARÍA DE ACUERDO CON TALES ABERRACIONES.

 

 

Anuncios