Precioso video en el que retrata la cruda realidad de la industria láctea.

 

Cuanto sufrimiento tienen que aguantar por nuestra culpa…

Fuente: Mercy for Animals

 

Anuncios