Hace algunos meses escribía sobre una noticia que me había dejado bastante impactada, tal y como decía:

“El gobierno alemán castiga la difusión de contentido pornográfico con animales, pero sin embargo el hecho en sí de zoofilia, si no lo difundes, es legal.”

Podéis encontrar el post entero, aquí.

Pues estamos de enhorabuena, porque parece que la cordura ha sido la vencedora de esta locura.

El Bundesrat, la Cámara que representa a los estados federados alemanes, aprobó el viernes pasado una reforma a una ley federal que puso fin a una agitada y curiosa polémica que nació el año pasado y que había dejado al desnudo un polémico y oscuro capítulo de la sociedad alemana. Por primera vez, el Bundesrat decidió prohibir el “uso de animales para actividades sexuales”, un pecado que será castigado con multas que ascienden a los 25.000 euros.

 

Los animales son fieles, inocentes y puros. Debemos mostrarles respeto.

Los animales son fieles, inocentes y puros. Debemos mostrarles respeto.

Fuente: El País

 

Anuncios