Y llegó la gala de los Goya. Los premios más importantes de la Academia de Cine Español. Y como era de esperar, se ha premido al maltrato, a la muerte y al despropósito con 10 premios Goya.

Entre los 10 premios que recibió, Maribel Verdú se llevó el de mejor actriz, y no puedo dejar pasar las palabras que dijo en su discurso refiriéndose a Pablo Berger:

“Gracias porque entiendes la profesión como yo la entiendo, como una manera de disfrutar y hacer disfrutar a los que te rodean y por no hacer sufrir a nadie; por tu educación constante y por tu paciencia infinita”

Desafortunadas palabras, ya que recuerdo que esta película está en un proceso judicial en el que se la acusa de maltrato animal por la muerte de 9 becerros (toros de menos de 6 meses) durante su rodaje.

Ojalá no hubiera sufrido nadie para hacer esta aberración de adaptación, pero no fue así. Se maltrató y asesinó a 9 inocentes animales.

No esperaba que no se premiara esta película. Ya sabemos cómo funciona esto de los Goya, yo me lo guiso yo me como. Aún siendo una película que ha sido rechazada por el resto del mundo (por mucho que su director se empeñe en hacerla triunfa en EEUU), aquí se premia y se celebra, que triste!

Pero como contribuyente a esta aberración, ya que parte de mis impuestos, por supuesto si mi consentimiento, han ido a subvencionar esta mamarrachada,  puedo opinar, poner a parir e insultar a los protagonistas de “esto” llamado película. Porque a mi me han insultado simplemente por hacerla con mi dinero.

matanieves

Espero que en la próxima entrada que hable de esta película, sea para anunciaros que se han tomado medidas y que se haya hecho justicia en la muerte de los animales utilizados para tal despropósito.

Y una última cosa que añado. Antes he dicho que la palabra de Maribel Verdú tenía poca credibilidad ya que su discurso fue populista y desafortunado por las circunstancias que rodean el film, pero lo que ya no tiene perdón es que se apiade de la gente que lo está pasando mal por los desahucios cuando hace algún tiempo tú misma publicitabas hipotecas del Banco Santander:

 

Que poco cuesta ser populista cuando estás poniendo la mano por detrás, no creéis?

Anuncios