Según han declarado dos extrabajadores de el delfinario de L’Oceanogràfic en Valencia:

Según dos extrabajadores de L’Oceanogràfic de Valencia, un delfín habría muerto tras comer pintura desprendida de las paredes de la piscina y una morsa por la ingesta habitual de piedras, debido al estrés que le provocaba la ausencia de luz solar.

Los dos extrabajadores del centro han denunciado a la organización SOS Delfines la dejadez en el cuidado de los animales, los golpes que reciben durante el entrenamiento y las constantes negligencias que se cometen en las instalaciones.

L'Oceanogràfic

L’Oceanogràfic

Acuarios y delfinarios son una maravilla para el espectador que los disfruta. Vemos animales que jamás en nuestras vidas quizás, podríamos verlos en su hábitat natural. Así pues, de esta manera, podemos apreciar su belleza.

Pero nos hemos parado a pensar alguna vez lo que representa para el animal? Que ha tenido que pasar para que nosotros podamos ver un espectáculo en un delfinario, o pasearnos por un acuario y ver los preciosos tiburones a nuestro lado?

Alguien se ha encargado de arrancarlos de su hábitat, de sus familias, para enjaularlos. Un negocio muy lucrativo y cruel.

Estamos, por desgracia, todavía en la época de caza en las costas de Japón. Concretamente en Taiji donde los mejores ejemplares de delfines serán capturados para repartirlos por los delfinarios del mundo y el resto serán masacrados para su consumo.

Esta es la realidad de los delfinarios. Así que pensemos en nuestros actos y no promovamos este tipo de lugares, porque la esclavitud de seres vivos no es algo bueno, no crees?

Si quieres conocer más acerca de las cárceles de animales (también llamados zoológicos) puedes encontrar mucha información en:

vidas enjauladas

Anuncios