Como siempre, no dejo de asombrarme con la crueldad humana. Somos mostruos!

Esta vez os quiero hablar de una nueva (nueva para mi, que no sabía de su existencia) matanza de focas para comerciar con sus pieles.

Esta vez se lleva a cabo cada año a partir del 1 de julio en Namibia y dura unos 140 días. Miles de crías de focas, porque son crías de entre 15 días y pocos meses de vida, son asesinadas a sangre fría para la venta de su piel.

Las pieles de estos mamíferos de menos de un año son las preferidas por los compradores dado que las pieles de los adultos son más ásperas y requieren procesos de curtiduría más caros. Su grasa y sus penes se exportan al mercado occidental como productos de lujo, dietéticos o afrodisíacos.

Las focas del Cabo están incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas. Esto significa que aún no están en peligro de extinción, pero su supervivencia depende de la conservación.

Puesto que la UE y Rusia han prohibido la importación de pieles de Canadá, la caza de focas en Namibia se ha convertido en la mayor masacre de la fauna en la Tierra.

La caza tiene lugar bajo circunstancias clandestinas para evitar que se haga pública y alarmar a los turistas, así que, cuando los cadáveres son amontonados en la parte trasera de los vehículos, las excavadoras limpian rápidamente la arena antes de que los visitantes extranjeros encuentren las playas teñidas de rojo.

Adjunto la petición para conseguir firmas y abolir estas crueldades:

Anuncios