Como vegana, me he tenido que explicar muchas veces por el hecho de no comer alimentos de procedencia animal, ya sea el propio animal o sus subproductos.

Los huevos y la leche son puntos conflictivos, ya que no requieren del sacrificio del animal propiamente para su consumo.

Mi manera de pensar es que, los animales no son productos a los que pueda explotar para mi beneficio. Son seres vivos como yo, y por tanto, rechazo la industria láctea y la de los huevos, porque para poder vivir no necesito explotar a nadie.

A parte de esta manera de pensar, aunque parezca que estas industrias no matan animales, es del todo incierto.

Las gallinas ponedoras son hembras. Las vacas lecheras son hembras. Os habéis preguntando alguna vez que pasa con los machos? Pues sencillamente, nacen para ser asesinados.

Los pollitos macho son triturados nada más nacer para hacer piensos de origen animal y sus madres son explotadas el resto de su corta vida, hasta que ya no produzcan más y se las envíe al matadero.

huevos

Y los terneros, son separados de sus madres y enviados al matadero. Si los recién nacidos son hembras, estarán con su madre el primer día, para luego serpararlas, esperar un tiempo para poder preñarlas y de esta manera empezar de nuevo con el ciclo para que sean productivas y den leche. En cuanto dejen de ser productivas su destino será el matadero.

leche

Un apunte de una noticia muy reciente es que  la Universidad de Harvard ha eliminado por completo la leche y los demás láteos de su dieta saludable ya que consideran que no aportan ningún beneficio para la salud y que en exceso pueden provocar enfermedades graves como cáncer. Puedes leer la noticia entera, aquí.

Después de saber la realidad de la procedencia de los huevos y la leche, la pregunta no es porqué yo no los consumo, sino porqué tu sigues consumiéndolos?

Anuncios