Humanos, nos creemos con el derecho de hacer cualquier cosa y pasar por encima de cualquier animal.

Pobres de nosotros, no nos damos cuenta que nuestras existencia es ridícula comparada con otras especies y sobre todo, con nuestro planeta.

Matamos, destrozamos sin tener en cuenta las consecuencias que pueda acarrear nuestro comportamiento.

Por suerte, cada vez somos más los que nos preocupamos por las respercusiones de nuestros actos. Somos más los que nos preocupamos de las demás especies y procuramos vivir y dejar vivir. Y somos más los que respetamos  y tememos  a nuestra madre naturaleza ya que ella nos creó y ella nos puede destruir.

Somos la especie más ambiciosa y corrupta que existe, a ver si de una vez despertamos ya y empezamos a comportarnos respetando a lo que nos rodea.

Os dejo este vídeo que está corriendo por las redes sociales como la pólvora. En facebook he visto que tiene más de 1 millón de reproducciones.

Anuncios