El gobierno de la India ha prohibido en todo el país los delfinarios y sus exhibiciones públicas.

Cada año se matan y capturan centenares de cetáceos destinados a esta cruel cautividad. Son maltratados, separados de sus familiares, muchos de ellos mueren y el destino de los que sobreviven son las cárceles de los delfinarios.

Tenemos muy presente la temporada de caza en las costas japonesas de Taiji de las que salen la mayoría de ejemplares para este fin.

La India es el cuarto país en tomar esta serie de medidas y prohibir estas cárceles. Antes Costa Rica, Hungría y Chile ya habían adoptado esta medida.

A parte, la India ha declarado a los delfines personas no humanas, estas son sus declaraciones:

Los cetáceos son, en líneas generales muy inteligentes y sensibles. Científicos que han investigado el comportamiento de los delfines han sugerido que la inusualmente alta inteligencia, en comparación con otros animales, significa que los delfines se debe considerar como personas no humanas; y como tales deben de tener sus derechos específicos. Es moralmente inaceptable mantenerlos en cautiverio para fines de entretenimiento.

01sosdelfines

En todo el mundo se llevan a cabo campañas en contra de la caza y posterior encarcelamiento de estos animales.

Las celebrities lanzaron una campaña para Dolphin Project que tuvo mucha difusión:

En España, también tenemos una campaña en marcha apoyada por muchas organizaciones de defensa de los animales y nuestras celebrities también colaboraron. Se trata de la campaña de Sos Delfines:

Y también tenemos una petición en la que podemos firmar para apoyar la causa: Por el fin de los espectáculos con cetáceos en los delfinarios

Acabemos de una vez con estos macabros entretenimientos. Si los espectadores de los delfinarios, que van a pasar la tarde de domingo con los niños para que se diviertan, supieran la realidad de los animales, lo que han tenido que sufrir hasta llegar a las instalaciones, las duras condiciones para adaptarse, la sumisión para que aprendan unas ridículas posturas o saltos y la depresión por vivir encerrados, no creo que aplaudieran tanto…

Fuente: Noticias Ambientales
Anuncios