Y por fin llegó el veranito!

No soy muy amante de esta estación del año. Calor, sudores, agobios… no van mucho conmigo. Pero también hay que reconocer que poder ir a la playa o a la piscina, tomar el sol, tardes de paseos y heladitos, tampoco está nada mal.

Algún día, cuando viva en la casa de mis sueños, podré tener algo como esto:

pool

Las piscinas naturales son una alternativa más ecológica a las piscinas de toda la vida. Están más en armonía con el paisaje, es un pequeño ecosistema que se sustenta por sí mismo y por supuesto, tanto los materiales  como el mantenimiento, no requieren de químicos.

En el siguiente video, nos explican a grandes rasgos cómo montar una:

No son geniales?

Anuncios