Hay días que empiezan con malas noticias y me darían ganas de parar de leer e intentar evadirme, pero las cosas no funcionan así. No podemos dejar de denunciar las injusticias que se cometen con los animales no-humanos, porque ellos no tienen voz para quejarse.

Dentro de aproximadamente un mes, dará comienzo la campaña más sangrienta de caza de delfines en las aguas tranquilas de Taiji, Japón. El lugar es un sitio de paso en la migración que llevan a cabo las familias enteras de delfines, y de eso se aprovechan los desalmandos que los arrinconan, apalean y desangran para comerciar con ellos.

Algunos corren “mejor” suerte y no son asesinados, sino capturados y secuestrados de su manada (que probablemente hayan visto morir) para venderlos a los delfinarios del mundo, de esta manera, la familia casposa de turno, podrá ir a pasar la tarde del domingo en una cárcel para animales no-humanos, es decir, un zoológico, con el pretexto que es una actividad educativa para los niños.

1069874_519036268167161_1814497266_n

 

Si quieres saber que es lo que ocurre en esa parte del mundo cada año durante casi 5 meses, desde septiembre que empieza la temporada, hasta aproximadamente febrero, puedes ver el documental The Cove:

 

Hay organizaciones que arriesgan las vidas de sus integrantes para proteger a la mayor parte de delfines posibles, entorpeciendo en todo lo que pueden el trabajo de los asesinos. Una de ellas es Sea Shepherd.

 

 

Muchas celebrities se unieron para hacer una campaña de concienciación a la población sobre los delfines y los delfinarios:

 

 

Hace algunos años, puede que la mayoría de la población no fuera consiciente de donde procedían los animales encarcelados en los zoológicos, ni fuera capaz de reunir mucha información al respecto.

Pero no nos engañemos, vivimos en la era de la información. Cualquier persona que se pregunte por un segundo, la procedencia o las condiciones de vida de estos animales, no tarda más de 1 segundo en hacer una búsqueda en google y saber la cruda realidad.

Así que difundamos esta información para que llegue al máximo número de personas posibles y no colaboremos con nuestro dinero en estas cárceles ciudadanas. Como siempre el dinero es lo importante (no las vidas de los animales) y si el negocio no funciona, no les quedará otro remedio que aceptar la situación y quizás de esta manera logremos erradicar estas cárceles.

Sobre la matanza en Taiji, dejo varias peticiones para firmar en contra de esta masacre:

Anuncios