Hoy es 15 de agosto y debería estar contenta ya que es un día festivo, hace el día perfecto para ir a la playa y disfrutar del veranito, pero no es así.

Vivo en un pueblo muy cerca de la ciudad y tengo la suerte de tener una preciosa montaña delante de mi casa, pero desde esta madrugada la tranquila y apacible montaña se ha llenado de gente sin escrúpulos convirtiéndola en un infierno para los animales no-humanos que habitan en ella.

Sobre las 6.30 de la mañana me han despertado los primeros disparos , y es que hoy es el primer día de la temporada en la que los sádicos escopeteros salen en manada para “divertirse” matando animales.

No me valen las excusas de que la actividad cinegética es necesaria para el mantenimiento de los ecosistemas, ni de que los escopeteros son grandes amantes de la naturaleza.

Primero de todo pienso que si se dedicaran a otra cosa los ecosistemas se regularían por si sólos. Si no matan ni a presas ni a depredadores todos podriamos convivir en armonía.

Y por otro lado, amantes de la naturaleza? Deben ser los de otros sitios porque donde yo vivo me paso recogiendo casquillos de cartuchos durante todo el año. Por no hablar de que en los días que ellos tienen habilitados para cazar (a partir de septiembre todos los domingos y algún día más…) no puedo ni salir a dar una vuelta por miedo a que me metan un disparo en la cabeza.

También podría hablar del trato que reciben los perros que utilizan para cazar. Durante la temporada más o menos los tienen en condiciones, pero cuando acaba muchos de ellos viven encerrados en jaulas en muy malas condiciones y muchos otros son ahorcados en los montes porque ya no les sirven.

Eso es amar a la naturaleza?

 

stop

 

Estoy harta de estos incompetentes e inútiles que se creen muy valientes por salir a cazar a animales indefensos, en su mayoría crías de pocos meses (eso si, tienen la decencia de no cazar en época de apareameniento y cría) y competir por quién lleva más cadáveres a casa, simplemente por alardear de ello, porque muchos ni siquiera se los comen.

Prepotentes y sádicos incultos que tienen que tapar sus deficiencias atacando a los más débiles. Me dan asco!

 

Anuncios