Otra vez volveré a despertarme con el sonido de los disparos en el bosque.

Empieza la temporada de caza.

Todos los jueves, sábados, domingos y algunos festivos, los bosques se convertirán en un infierno para sus habitantes por culpa de el ansia de matar por diversión de los escopeteros sin escrúpulos.

Cuando acabe la temporada, otros sufrirán sus consecuencias. Aquellos que ya no les sirvan, serán abandonados o asesinados de las peores maneras, son las otras víctimas de la caza… los perros.

 

stop caza

Anuncios