El año pasado ya os hablé de otra de las tradiciones de mierda (con perdón de la expresión) que tenemos en la “civilizada” España.

Consiste en prender fuego a unas antorchas sobre los cuernos del toro y obligarle a hacer un recorrido. Durante éste, el toro sufrirá la angustia y la ansiedad de correr lejos de fuego, por las innumerables quemaduras que le causará, mientras los asistentes utilizan petardos para ponerle, si cabe, todavía más nervioso.

Por si esto fuera poco, el reglamento de esta tradición dicta que, después de todo este calvario, en el que el toro queda muy maltrecho por la cantidad de golpes que se ha dado intentando quitarse el fuego de encima, es llevado a sacrificar al matadero.

El Toro de Jubilo, otra vergüenza en España

Andaluz fue la víctima del Toro de Jubilo 2012

Cosas que podemos hacer:

Hasta cuando seguiremos permitiendo estas barbaridades? Basta ya!

309831_259737640744861_1405719580_n

Anuncios