“Como zoólogo experto en invertebrados que ha estudiado a los crustáceos durante varios años, puedo asegurar que las langostas poseen un sofisticado sistema nervioso que, entre otras cosas, les permite percibir y sentir acciones que las lastimen. Estoy seguro que las langostas pueden sentir dolor.”

-Dr. Jaren G. Horsley

Crees que ser hervido vivo no causa dolor? Algunos científicos hay llegado a la conclusión que el sistema nervioso de las langostas es casi tan complejo como el de ser humano.

Las muertes de estos animales son a cada cual más cruel. Sumergirlas en agua hirviendo, cortarles la espina dorsal en vivo, sumergirlas en agua dulce (cuando es un animal de agua salada) para posteriormente hervirlas…

De cara a las fechas que se aproximan, las Navidades, miles de estos pequeños animales sufrirán una muerte terrible y acabarán en el plato de alguien que ni siquera será consciente de los que sus actos han conllevado.

Empatiza, no necesitamos alimentarnos de ellos. Y si esta razón no te parece suficiente, que te parecería saber que para tu salud es altamente nocivo comer marisco?

Las concentraciones de toxinas en los animales marinos son extremadamente altas. Metales como el mercurio, arsénico y plomo entran indiscriminadamente en tu organismo después de ingerir cualquier crustáceo. Por no hablar del elevado porcentaje de ácido úrico y colesterol.

Desde pequeñas intoxicaciones como náuseas, mareos o dificultad para respirar, hasta fallos renales y cáncer.

Merece la pena tanto sufrimiento?

1470059_558179447589961_603184651_n

Fuente: AnimaNaturalis
Anuncios